Redacción La Voz

Equipo de redacción del periódico "La Voz Dominicana en Europa".

Lic. Omar Nivar Trabajador Social Comunicador Social Media omarfrancisconivar@gmail.com

Las sociedades han experimentado el advenimiento de nuevas y diversas tecnologías que dan paso a posibilidades de cambio en nuestra manera de pensar, relacionarnos y comunicarnos. La variación es inexorable, lo único que no se altera es la constante de la evolución. La necesidad de adaptarnos al paso diligente de los avances que se hacen hoy imperante.

La familia había sido el agente de socialización más importante en la historia de la humanidad hasta épocas recientes, era la ventana mediante los jóvenes descubrían el mundo y la interpretación de su realidad. Hoy vemos cómo otro intermediario, denominado Internet, ha cambiado la manera de interrelacionarse, no sólo en los más jóvenes, sino que la red ha evolucionado y ha logrado un cambio social sin precedentes en todos los extractos sociales, más la creciente influencia de los medios de comunicación como agentes de socialización.

Según la consultora especializada en capital humano ManpowerGroup, en un informe realizado en 2016, dice: “Nativos de la era Digital, Autodidactas de la Tecnología y los Millennials ya son cerca del 30% de la población mundial”, lo que evidencia que las sociedades van encaminadas a la mera utilización de las herramientas tecnológicas como medio y fuente principal de trabajo.

A propósito de la feria tecnológica que se realizará en la República Dominicana los días 29 y 30 del mes en curso, con el objetivo de promover un “Gobierno electrónico, abierto y democrático” ante la comunidad digital, queremos resaltar la importancia que tiene la comunicación digital en la diplomacia dominicana.

En ese mismo contexto resaltar que la diplomacia dominicana se ve en la necesidad de ejecutar un plan de modernización o transición, como lo refiere el profesor Joseph Nye, de la Universidad de Harvard, en uno de sus escritos: “Diplomacia blanda o suave”; que es de pasar de una comunicación unidireccional a una comunicación cercana y llana.

Destacar que la República Dominicana no ha puesto en marcha, de manera integral dentro de su política exterior y cuerpo diplomático, la importancia de la estrategia de Diplomacia 3.0, como lo han abordado otras naciones.

El poder suave o también llamado poder blando, se refiere a la capacidad de conseguir que los demás se sientan identificados e integrados con lo que se está proyectando sin recurrir a la represión o al dinero.

En un mundo donde las redes sociales continúan constituyendo una revolución en las formas de conocerse, interactuar, integrarse en grupos, estudiar o articularse, a través de las plataformas Twitter, Facebook o Instagram, sirven para desarrollar una estrategia digital, como pasó en el 15M de España, con la concentración de cientos de miles de personas convocadas por las redes sociales en la Puerta del Sol, y las revelaciones de Wikileaks, mediante las confesiones de Edward Snowden, dieron un giro a la geopolítica y la diplomacia digital, mostrándole al mundo diferentes acontecimientos que no eran de conocimiento público, esto originó que las naciones fortalezcan sus cuerpos diplomáticos en el exterior mediante la Diplomacia 3.0.

La diplomacia dominicana tiene un gran reto de aplicar con capacidad el poder inteligente, implementando una estrategia de transición y de ir combinando la diplomacia tradicional con el poder blando de la manera más eficaz posible, adaptando las políticas diplomáticas a las nuevas generaciones, considerando que, en la sociedad dominicana, la mitad de la población es menor de 30 años, y vive sumergida en internet.

Es por esta razón que aspiramos y confiamos en la nueva política tecnológica, República Digital, implementada por el gobierno dominicano; es hora de contar con una diplomacia verdaderamente representativa acorde a los nuevos cambios que está dando el mundo y la política exterior.

“Pues no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz”, Lucas: 8,17.

Deja tu comentario

comentarios