Doris Araujo

Periodista Dominicana. Directora del periódico "La Voz Dominicana en Europa"

Graduada en Endocrinología y Nutrición con calificación Sobresaliente Cum Laude por la Universidad de Alcalá de Henares

Lo que más amo en el mundo es mi familia. Jamás desisto de mis sueños, así que muchos me definen como inagotable. Amo mi trabajo y vivo los pequeños detalles de la existencia con intensidad.

Tres palabras que me definen: Alegría, determinación y compromiso.
Formación (breve resumen): Doctorado en Obesidad e Infertilidad Masculina – Universidad de Alcalá de Henares. Especialidad en Endocrinología y Nutrición-Hospital Universitario Ramón y Cajal. Rotante en Andrología, semiología básica y técnicas de reproducción asistida – Fundación Puigvert. Rotante en Endocrinología Reproductiva Femenina – Hospital Universitario Ramón y Cajal. Rotante en la “Iniciativa de Diabetes para Latinos” – Joslin Diabetes Center, Boston. Grado de Medicina – Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).
Hobbies: cocina, lectura, poesía y viajar.

¿Cómo fue la infancia de Berniza?
Fue una etapa feliz, nací y crecí rodeada de amor, siempre jugando con mis hermanitos y recibiendo el cuidado de mis padres, seres humanos extraordinarios, que me han enseñado la importancia de la unión familiar y siempre han apoyado mis sueños. Un dato curioso es que siempre he tenido una gran preocupación por aquellos que sufren. Cuando inicié la escuela primaria ahorraba del dinero que me daban mis padres para comprar el día de reyes juguetes para los niños menos afortunados, sentía la necesidad de compartir y regalarles una sonrisa.

¿Como joven dedicaste parte de tu tiempo a divertirte o realizar un trabajo social?
Divertirse es pasar el tiempo de forma alegre y entretenida, esto es lo que siempre he hecho con mis proyectos sociales, profesionales y personales. En mis años de adolescencia fundé una organización sin fines de lucro con el objetivo de realizar trabajos sociales en favor de mi comunidad (Yamasá), este hecho marcó mi vida profundamente, influyendo positivamente en mis decisiones y mi forma de comprender la fragilidad de la existencia, por eso lo recuerdo con felicidad y agradecimiento.

¿De qué manera inició tu vocación por la medicina?
Tengo la teoría de que la medicina me eligió, a los cuatro años le expresé a mi madre que quería ser doctora y desde ese día estoy escribiendo esta historia. Para mí, es una fortuna sentir esta gran pasión y me esfuerzo por comportarme a la altura de este compromiso.

¿Qué te motivó emigrar hacia España?
Cuando terminé la carrera de Medicina soñaba con ver el mundo, conocer otros sistemas de salud y prepararme en el extranjero para poder aportar más a mi país. A pesar de que esto significaba estar lejos de mi familia y dejar mi organización de trabajo social, lo hice y se me rompió una parte del corazón, pero me repetía «Tienes que ser valiente, porque con todo lo que aprenderás conseguirás escribir una preciosa historia de amor», y efectivamente así ha sido.

¿En qué consiste su especialización?
Soy Especialista en Endocrinología y Nutrición, con un Doctorado en Obesidad e Infertilidad Masculina. Me enfoco principalmente en el manejo de las enfermedades Endocrino-Metabólicas, con especial énfasis en la Endocrinología Reproductiva, Obesidad, Metabolismo y Diabetes.

¿Qué tiempo te ha llevado realizar su doctorado y cuántos esfuerzos le ha supuesto para su culminación?
Seis años, en los que trabajé a medio tiempo para cubrir parte de mis gastos, estudié casi todos los fines de semana con muy pocos días libres, rechacé muy buenas ofertas de trabajo fuera de España y por motivos ajenos a mi voluntad el segundo año de doctorado tuve que cambiar de tema de tesis y de tutor para cumplir mi cometido, pero todos estos esfuerzos son pocos para lo que ahora con el conocimiento obtenido puedo aportar. Mi sueño es ser científica y contribuir con construir una nueva generación de científicos en la República Dominicana.

¿Tus trabajos han sido reconocidos por las instancias educativas, en R.D y en España?
Los trabajos científicos resultantes de mi investigación doctoral, han sido reconocidos de manera internacional, porque están publicados en revistas de impacto. En la universidad recibí la más alta calificación de doctorado y tengo la oportunidad de presentarme a premio extraordinario de tesis.  También he recibido el apoyo de mi país, he sido beneficiaria de tres becas durante mi vida académica y espero recibir el apoyo económico que necesito para concluir las publicaciones restantes de mi tesis doctoral y presentarme a premio extraordinario de tesis.

Cuéntanos sobre tu experiencia profesional en el Centro Medico donde trabaja o trabajaste anteriormente…
Ha sido enriquecedor tanto a nivel personal y profesional, conocer diferentes sistemas de salud, tanto fuera de España como dentro. Además, mis tutores de tesis me han enseñado a investigar, cosa que valoro como el regalo que es, porque ahora poseo nuevas herramientas para comprender el mundo e intentar aportar a la humanidad.

Tu trayectoria profesional en España, ¿ha funcionado todo como esperabas o has tenido decepciones?
Gandhi decía que un esfuerzo total es una victoria completa. Quizás hay muchas cosas que me habría gustado no vivir, porque todos los seres humanos huimos del sufrimiento, pero estoy convencida que he escrito la historia que me pertenece y me siento absolutamente orgullosa de ella. España, es mi patria adoptiva, me ha brindado todas las oportunidades y me ha permitido construir grandes sueños.

¿Cómo valoras el sistema de salud pública y privada de la República Dominicana?
Creo que nos falta un largo camino para consolidarnos en la excelencia. Este camino debe ser construido, para que perdure en el tiempo, sobre las vigas de la investigación científica, la convicción de nuestra responsabilidad de educar a las nuevas generaciones para responder a los retos actuales y al crisol del humanismo en la atención al paciente.

¿De qué manera aportarías para mejorar o desarrollar el sistema hospitalario de la República Dominicana?
Lo haría desde la investigación científica, que es vital para ser competitivos en la sociedad actual. En ese tenor también, junto con otros colegas, hemos constituido la Asociación Española de Médicos Dominicanos (AEMD), que en un futuro no muy lejano estará trabajando en proyectos que repercutirán positivamente en el sistema de salud del país.

¿Regresarías a tu país?, si es así, ¿en cuáles condiciones?
No tengo condiciones para regresar a mi país. La patria ha construido gran parte de lo que soy y sólo puedo estar agradecida. Después de recorrer miles de kilómetros, conocer cientos de personas de diferentes culturas y llegar al grado más elevado dentro de mi profesión, es el momento de regresar y retribuir con amor gran parte de lo que he recibido.

¿Tienes un mensaje para la juventud, los estudiantes dominicanos?
Les invito a que sueñen, no hay límites, y a que luchen con determinación por esos sueños. Debemos creer en nuestro potencial individual y el de nuestro país, para poder escribir los próximos capítulos de la vida de la patria a la altura de la responsabilidad que nos plantea el mundo. Además, añado que el éxito consiste en vivir la vida para aportar algo a la humanidad, y que todos los logros fuera del principio del Amor son intrascendentes.

Lo que dicen de Berniza sus tutores:
La Srta. Berniza Calderón ha realizado en los Servicios de Bioquímica-Investigación y Endocrinología, del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, España, los trabajos para el avance en el conocimiento del hipogonadismo masculino asociado a la obesidad mórbida y su posible resolución mediante la cirugía bariátrica.  Estos estudios han supuesto un avance importante en el conocimiento de múltiples factores asociados a dicha patología y permiten plantear el establecimiento de protocolos clínicos que ayuden a los afectados a plantearse la posibilidad de congelación de semen antes de la cirugía que les permita posteriormente recurrir a las técnicas de reproducción asistida.
También han aportado datos inexistentes en la literatura actualmente sobre la localización y expresión de receptores/transportadores de lípidos, que tienen un papel muy relevante en la homeostasis del colesterol y la capacitación de los espermatozoides.
La doctoranda ha realizado un trabajo excelente, con una gran dedicación y entrega a todas las tareas planteadas, con gran espíritu crítico y rigor científico, que sin duda han dado como resultado un trabajo de Tesis Doctoral excelente, que le ha permitido obtener su doctorado con la máxima calificación.
Dr. José Ignacio Botella Carretero. Jefe de Sección del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Ramón y Cajal, Profesor Asociado de Medicina de la Universidad de Alcalá e Investigador del CIBERobn.
Dra. Antonia Martín Hidalgo. Adjunta del Servicio de Bioquímica-Investigación del Hospital Universitario Ramón y Cajal e Investigadora del CIBERobn.

Deja tu comentario

comentarios