Redacción La Voz

Equipo de redacción del periódico "La Voz Dominicana en Europa".

Los Primeros Juegos Patrios Dominicanos en Europa (sin dudas), sentarán las bases para que los deportistas dominicanos tengan una mayor vinculación con el país allende los mares. La iniciativa que ha tenido el Ministro de Deportes Danilo Díaz, de incluir a los dominicanos en una región deportiva (VII Zona) para que puedan participar de pleno derecho en cuantas competiciones se desarrollen fuera o dentro, como es el caso de los próximos Juegos Nacionales que se celebrarán en el 2018 en la Provincia Hermanas Mirabal, o las próximas Olimpiadas: es un hecho trascendente y sin precedentes, afirmación que se sustenta en que, nunca antes se había propuesto realizar un evento de tal magnitud, que pretende movilizar a la mayor cantidad de fuerzas organizadas en Europa, con una finalidad integradora y libre de preferencias.

Lo que no quita que deba decirse, que el Gobierno del Presidente Danilo Medina siempre ha tenido en cuenta a la población dominicana en el exterior con programas como el de la lucha contra el analfabetismo “Quisqueya Aprende Contigo”, el Seguro Nacional de Salud (SENASA), El proyecto habitacional Ciudad Juan Bosch, el Seguro de Repatriación “Cielo RD”, y la creación del Instituto del Dominicano en el Exterior (INDEX). A lo que hay que sumarle otras iniciativas desarrolladas por los Consulados Dominicanos en Europa en favor de nuestra diáspora, (las cuales están teniendo un impacto muy positivo), tales como, “El Consulado con la Gente”, la designación de agentes consulares en regiones y/o provincias alejadas de las Misiones, actividades culturales de gran calidad, exposiciones de pintura, cursos, la creación del Centro Cultural de nombre Juan Bosch, conciertos con artistas dominicanos de prestigio indiscutido y el apoyo al proyecto cooperativo (COOPRODOM).

Volviendo al tema central que nos ocupa, ha de decirse que los Primeros Juegos Patrios Dominicanos en Europa marcarán un antes y un después en la relación de nuestros ciudadanos con el país, que quiere que se tenga muy claro que hay un país el mundo que necesita, protege y promueve a sus gentes donde quiera que estas estén.

Los resultados de todas estas acciones se harán evidentes en el mediano y largo plazo, las generaciones que vienen serán quienes verán los frutos. En el presente, todos los dominicanos podrán aprovechar la oportunidad de arrimar el hombro para que estas iniciativas se consoliden y nos permitan ser protagonistas del cambio de rumbo de una sociedad que necesita de sus hombres y mujeres para que el desarrollo continúe su camino. Es el momento para conformar un legado de mejores ciudadanos y un mejor país.

Deja tu comentario

comentarios