Sachenka Santos

Redacción "La Voz Dominicana en Europa". Publicista

Juan Carlos Sánchez. Arquitecto
¿Serán capaces de ponerse de acuerdo, en una agenda común, los distintos municipios del Gran Santo Domingo?

Con mucho placer leíamos, justo ayer, un artículo publicado por este mismo medio, cuyo título es “Gran Santo Domingo y la urgente necesidad de asociarse como ente urbano”, de la autoría del arquitecto y urbanista Mayobanex Suazo Paradis, nuestro apreciado compañero de carrera. Mayobanex y quien suscribe compartimos sueños y anhelos en aquellos años uasdianos y trabamos una amistad que se mantiene con los años. Hoy en día seguimos compartiendo sueños de progreso para nuestra sociedad y en cierta medida, todo esto permite al autor de estas líneas, comentar desde nuestro punto de vista, los enfoques muy atinados del colega y amigo.

Santo Domingo es grande, tan grande que según el censo que cita el compañero, supone el 43% de la población total de nuestra media isla. Eso es mucho, y siendo el dato del 2010, se supone que al día de hoy seremos más.

¿Es posible que una población tan importante, esté de espaldas a un proceso necesario de planificación urbana conjunta, que ni ella ni sus gobiernos municipales están llevando a cabo?… Desde luego que es posible, pero para nada es lo correcto. ¿Quién resulta ser el responsable de esto, la población o las administraciones municipales? Ambas partes, pero – naturalmente- los segundos mucho más que los primeros.

De la teoría a la práctica

Muchos estudiosos del tema plantean soluciones para un abordaje inteligente de la cuestión urbana. El amigo Mayobanex centra sus propuestas en mancomunar esfuerzos entre los municipios vecinos, vinculando socialmente a la población con sus respectivas comunidades y con unos planes de crecimiento conjunto – para el Gran Santo Domingo- que convierta a los ciudadanos en parte integral de los mismos.

Pero…¿Cómo se podría materializar todo esto? La Dra. Higueras García, profesora de urbanismo bioclimático e investigadora de la Escuela de Arquitectura de Madrid, nos hace algunas recomendaciones que el autor del artículo de referencia también esboza y que a grandes rasgos resultan ser las mismas.

Por citar algunas de ellas tenemos, que hay que mejorar la condiciones sociales de los individuos, dando a los mismos un sentido de pertenencia sobre su comunidad, con civismos y empoderándolos de los espacios urbanos. Planificar el urbanismo priorizando las necesidades del peatón y acercando la vida cotidiana a él, es decir, el ocio, el comercio, el trabajo. Crear una cultura de sostenibilidad ambiental o lo que sería lo mismo decir, cuidar el entorno natural cerrando ciclos de consumo de aguas y reduciendo la generación de residuos fomentando el reciclaje. Promover las energías renovables y/o el uso responsable de la energía. Introducir mejoras ambientales tales como la reducción de ruidos, la calidad del aire, etc. Mejorar el perfil urbano, creando un sentimiento de orgullo sobre el barrio; esto puede conseguirse mejorando y/ o creando el espacio público (las calles, plazas, parques, mobiliario urbano, etc). Vincular a las administraciones municipales y a los propios residentes en la gestión y la planificación del espacio urbano identificando necesidades y dando soluciones a la cotidianidad urbana.

Óptica Bioclimática del Urbanismo

Una óptica bioclimática y energéticamente eficiente de todo lo anterior, no solo es posible; también es altamente recomendable.

Urbanismo bioclimático no es otra cosa que planificar el espacio urbano, tomando al territorio, al clima y al entorno paisajístico como partes de un todo, y hacer de esto la línea maestra para trazar el resto de planes.

Al considerar el régimen de vientos, los soleamientos, la geomorfología, los recursos pluviales y el agua, etc.., los usos de suelos y las tipologías edificatorias, junto con los equipamientos, la energías renovables y las necesidades de los colectivos, tal como plantea Jane Jacobs; entonces y solo entonces haremos buen urbanismo.

¿Serán capaces de ponerse de acuerdo, en una agenda común, los distintos municipios del Gran Santo Domingo?

Oíste Mayo…

Deja tu comentario

comentarios